Estudia derecho para reclamar que le admitan como firma el dibujo de un pene y lo consigue

Un hombre se ha pasado más de 5 años de su vida luchando para que le registraran su “firma de pene” como legítima en su carnet de conducir y pasaporte. Jared Hyams, de Melbourne (Australia), utilizó primero un pene en su registro para la Comisión Electoral Australiana como una broma. Pero cuando lo que empezó como un pequeño chiste se convirtió en una larga batalla con las agencias del gobierno para que le reconocieran tal firma como real.

“Pensé que provocaría algunas risas; que lo aceptarían y al año siguiente firmaría con algo diferente” le contó el hombre de 33 años al periódico. “Pero cuando puse esa firma, de repente me llovieron cartas y llamadas telefónicas diciéndome que no podía tenerla. Pensé, qué interesante, ¿por qué no? “Encendió algo dentro de mi. No entendía si estas personas estaban ofendidas o se lo habían tomado como algo personal”

Desde entonces Mr Hyams se sintió inspirado para estudiar derecho en la Universidad y decidió reclamar la “firma de pene” como propia, incluyendo otras tarjetas de identificación importantes. Ha tenido éxito y ha conseguido su nuevo carnet de conducir con la firma, así como el pase de la Comisión Victoriana para la regulación del Juego y el consumo de alcohol. También la usa para firmar su tarjeta de Seguridad Social, el carnet de la biblioteca e incluso abrir una cuenta bancaria.

Fuente: DailyMail.co.uk

 

 

 

 

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *