Enseña los genitales en un control de alcoholemia y le dice a los agentes: “Soplen aquí”

Ocurrió en Mayo de 2015 pero ahora en 2017 se ha conocido que una patrulla de la Policía Local de A Coruña detectó a un hombre que conducía una moto con problemas para mantener el equilibrio. Al darle el alto, el motorista aceleró, desencadenando una persecución a más de 100 kilómetros por hora, sin respetar las señales de tráfico ni semáforos, y poniendo en peligro al resto de conductores y peatones. Finalmente, perdió el control de la moto y se fue al suelo.

 

Tras ser levantado por los agentes se revolvió y trató de desembarazarse con golpes mientras les dirigía toda clase de insultos y amenazas como “cuando esté libre, voy a por vosotros y os abro la cabeza”. En el momento de realizar el control de alcoholemia se negó a soplar, incluso teniendo el aparato en la boca. Los agentes le informaron de que si se negaba sería denunciado, el hombre decidió bajarse los pantalones, mostrar sus genitales y responder: “Soplen aquí“. Ante la amenaza de ser llevado al juzgado respondió: “Entonces también puede venir el juez a soplar aquí”.

 

Un mes después del incidente protagonizó un suceso similar incluyendo alcohol, insultos y exhibicionismo. Su conducta le ha llevado a una condena de nueve meses de cárcel y 15 meses sin carnet decretada por el Juzgado de lo Penal número 5 de A Coruña.

Fuente: El Mundo

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *