Cristianos se reúnen para contraatacar al Huracán Irma con plegarias

Mientras el Huracán Irma continúa arrasando el sudeste de Florida, muchos están utilizando su fe religiosa en un último esfuerzo para hacer retroceder a la tormenta, y han llegado al nivel de la playa de Jacksonville estirando los brazos como Moisés. “Vamos a mandar esta tormenta al mar, sin miedo“, dijo uno de ellos.

Los organizadores comenzaron anunciando el encuentro del Jueves a comienzos de la semana y se aseguraron de que el mensaje alcanzara a toda la ciudad mediante las redes sociales. Numerosas iglesias y grupos religiosos respondieron a la llamada de “Código Rojo” para mediar con rezos contra el Huracán Irma en la playa de Jacksonville. “Como cristianos, se nos dice en las escrituras que podemos hablarles a las tormentas para aplacarlas como hizo Jesús” dijo la organizadora Mary Parker. ” La gente se preocupa por Jacksonville. Se preocupan por las playas, si. No quieren más erosión, no quieren más destrucción, no quieren más destrucción en las propiedades de las familias ni muertes. Han venido a prevenir lo que ha pasado en Texas.”

La reunión de gente que se complementa con himnos y versos de la Biblia, empezó el Jueves a las 7pm. “Luego Él se levantó y regañó al viento, y le dijo al mar, “Paz, quédate quieto” leyó alguien del grupo. Hasta ahora los creyentes parecen ir desorientados. Según The New York Times, se espera que Irma ataque con toda su potencia las mayores ciudades de Florida en su costa Oeste sobre las 9 de esta noche. Más de 6.5 millones de residentes han sido ordenados que abandonen sus casas después de que el Governandor Nathan Deal declarara el estado de emergencia para todos los condados. Alabama, Carolina del Norte y del Sur han declarado estados de Emergencia.

Fuente: Deadstate.org

 

 

 

 

 

 

The prayer gathering, complete with hymns and bible verses, started on 7pm Thursday. “Then He arose, and rebuked the wind, and said to the sea, ‘Peace, be still,’” someone from the group read.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *