Condenado un padre por zarandear a su bebé y provocarle daños cerebrales

Un padre ha provocado lesiones cerebrales a su bebé por zarandearle, lo que le ha acarreado una pena de 2 años de cárcel, no poder ver al bebé y una multa económica. El niño tendrá secuelas toda su vida. El fiscal solicitaba una pena de 12 años de prisión por un delito de lesiones muy graves, o 3 años de prisión por un delito de lesiones imprudentes. Finalmente la Audiencia Provincial de Valencia le ha absuelto del delito de lesiones muy graves porque dice que no ha quedado acreditado que el padre, de 20 años y origen Nigeriano, fuera consciente de que podía causarle lesiones neurológicas a su bebé.

Sin embargo, si ha quedado acreditado que el hombre “golpeó produciéndose de este modo una brusca sacudida del cráneo del bebé, como consecuencia de no adoptar las más elementales reglas de cuidado a fin de prevenir los golpes en la cabeza”. Y añade, “no siendo consciente de que esta forma podría causarle unas lesiones neurológicas muy importantes”.

Los hechos tuvieron lugar en abril de 2012 cuando el bebé ingresó en el hospital con una crisis neurológica, hemorragia, fractura craneal y un shock compatible con el denominado “síndrome del zarandeo”. Como consecuencia, el pequeño sufre parálisis cerebral y retraso del desarrollo motor. El síndrome del niño zarandeado es la principal causa de fallecimiento de bebés menores de un año en EE.UU. La Asociación Española de Pediatría indica que este síndrome es relativamente frecuente y que en España lo sufren unos 100 bebés de cada 450.000 que nacen cada año.

Fuente: El País

loading...